Siguenos:

El Rincón del Diablo

Publicado en Ciudad Centro

 

EL RINCÓN DEL DIABLO

 

En el número 102 de la calle Morelos en el centro de Guadalajara se ubican las oficinas de la Secretaría de Turismo del Estado, pero no siempre fue así, fue en alguna época vivienda particular, también sede de la Santa Inquisición durante la Colonia, un expendio de carbón y otros comercios.

 

 

Este lugar además de ser de una belleza arquitectónica, “oculta” entre sus muros y callejones una leyenda muy conocida por las personas asiduas a esta zona de la ciudad. Cuentan que en aquellos años de la Inquisición, esta construcción fue centro de reunión de adoradores del mismísimo Diablo; novicias del Convento de las Dominicas una noche muy oscura se dieron cuenta de estos actos impuros y sacrílegos, blasfemias y gritos despertaron al noviciado haciéndolo testigo de un aquelarre que se llevaba a cabo, mujeres sin cabello, cráneos humanos, velas negras y demás artilugios fueron encontrados. Alarmadas dieron aviso al Obispo de la ciudad y después al tribunal de la Inquisición, quienes la noche siguiente como en una emboscada penetraron en aquel demoniaco lugar a los gritos de “¡Abran paso a la Inquisición!”. Llevaron presos a todos aquellos que se encontraban reunidos para adorar a Satanás.

 

Cuentan los ancianos que no hace mucho, cada vez que la gente escuchaba mencionar “el Rincón del Diablo”, rezaban "Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar" y se persignaban, además pocos eran los valientes que se atrevían a pasar por ahí a no ser que fueran acompañados y cargando algún santo u objeto bendito.

 

¿Qué tal, te atreves a pasar por ahí después de saber esto?

 

Sin duda las leyendas que guarda el Centro Histórico son muchas y con el tiempo han ido cambiando de boca en boca. Visitarlo es visitar nuestra historia y mitos a su alrededor, eso que nos enriquece como personas y sociedad. Descubre el centro, descúbrete.

 

Texto Mariana Barroso

@blahblahblah_82

Made by
Ad
view