Siguenos:

Martina y los Hombres Pájaro

Publicado en Arte Centro



Martina y los hombres pájaro es una analogía entre las aves migratorias y los hombres que se van a Estados Unidos a buscar empleo, desde una perspectiva infantil para que los niños puedan comprenderla.

De esta manera, la autora evoca todas las situaciones por las que debe pasar un migrante ilegal, para convertir esa dolorosa y denigrante experiencia en momentos llenos de fantasía e imaginación, al tiempo de reflexionar sobre la manera en que los niños que se quedan a esperar a que regresen asumen esta situación.

 
Martina, es la hija de un hombre pájaro y lleva anhelando el regreso de su padre mucho tiempo junto con su madre y con la promesa de un bicicleta nueva. Todos los migrantes han regresado, menos él -Martín- así que ella decide ir a buscarlo a pesar de los consejos de su madre: “No, Martina, aquí lo vamos a esperar... como tu abuela Angélica esperó a tu abuelo Germán, como tu abuela Martha esperó a tu abuelo Jorge. Como a todas las mujeres, a nosotras nos toca esperar... las mujeres esperamos, no buscamos”; quien trata de persuadirla con esta justificación en los repetidos intentos de Martina por hacer algo para evitar el olvido de su padre e ir por él.
 
Sin el permiso de su madre decide comenzar un alucinante viaje recorriendo las mismas aventuras y peligros que atraviesan los migrantes ilegales -los polleros, ladrones, la migra-. En su aventura Martina intenta liberar a todos los hombres pájaro de una terrible hechicera; padres de familia que viajan al norte en busca de alimento, pero son capturados para ser esclavos y nunca volver a su hogar.
 
La inocencia por su corta edad y la decisión, ayudan a Martina a mantener la esperanza de reencontrarse nuevamente con su padre.
 
Para lograr tales efectos en escena, se utilizan diversos recursos escénicos, como las marionetas, los títeres, las botargas y la participación de actores disfrazados.
 
Sin menospreciar esta situación ni minimizar su impacto, la obra crea una evocación sentimental sobre este fenómeno, que trata un problema cotidiano de los chicos y de su entorno.
 
 
Es una obra recomendada para niños, que no necesitan comprender de manera profunda la migración, y para los adultos al unir las emociones que la situación provoca, y lograr reflexiones filosóficas de dicho fenómeno en el país.
 
La propuesta escénica de esta obra, se basa en el empleo de lenguajes de una gran riqueza plástica que conviven en escena dentro de los distintos planos de la ficción; se relacionan de manera natural y orgánica, al tiempo que se integran en una reflexión filosófica al mostrar la mecánica de animación de contacto entre actores y objetos.
 
La obra, escrita por Mónica Hoth, fue presentada por la compañía Luna Morena bajo la dirección de Miguel Ángel Gutiérrez, en la que se nota una gran madurez creativa y calidad interpretativa.
 
 
Texto y fotografías: Flor López
 
Made by
Ad
view