Siguenos:

Templos
Volver

San Juan Bautista de Mexicaltzingo


Mexicaltzingo #1059,

entre Colón y Nicolás Regules
(33) 3614.2636

Al finalizar la rebelión caxcana del Mixtón, como retribución a los indios mexicas que fueron traídos por el virrey Antonio Mendoza como aliados de las tropas españolas para la conquista del occidente, las autoridades civiles les permitieron establecerse al poniente de Guadalajara en donde fundaron entre el 14 y 16 de febrero de 1542, San Juan de Mexicaltzingo, que quiere decir “casitas de los mexicanos”.

Aunque el pueblo de Mexicaltzingo se convirtió en 1605 en barrio de Guadalajara, a diferencia de Analco y San Juan de Dios que ya contaban con más infraestructura, apenas tenía una pequeña ermita o capilla de adobe y zacate dedicada a San Juan Bautista, ornamentada muy humildemente y con una plazuela para los tianguis, donde principalmente se vendían objetos de barro. 

Conforme fueron pasando los años, este barrio se popularizó por tener muchos riachuelos de aguas cristalinas y abasto de carnes, lo que provocó que fuera un punto importante de abastos así como de concurridos festejos religiosos como los que se hacían al Cristo de la Penitencia.

 

Este popular Cristo de la Penitencia fue adquirido por Fr. Lorenzo de Zúñiga en 1585 para el convento franciscano, pero al paso de los años se deterioró tanto que iba incinerarse para el miércoles de ceniza. Al correrse la noticia, un indio de Mexicaltzingo la pidió regalada en vez de que fuera incinerada. El indio se quedó con el Cristo para su casa, pero al verlo muy maltratado llevó la imagen a las monjas de Jesús María para que le pusieran cabellera; al pasar los días éstas le devolvieron la imagen al dueño, pero al entregárselo cayó un relámpago que restauró al Cristo por completo, por lo que desde entonces la imagen milagrosa recibió muchas visitas en la casa del indio, hasta que la curia decidió que estuviera en la capilla de Mexicaltzingo. 

 

De tal suerte, la imagen se popularizo tanto, que cada año el jueves de la Ascensión del Señor, en la capilla que le asignaron en la templo se le hacía un tremendo festejo con repiques de campanas y cohetes, tanto que por la cantidad de devotos que visitaban la imagen, entre 1803 y 1808 se decidió crecer la capilla así como la iglesia en general cuyas características respetaron el estilo neoclásico del momento. 

 

Mexicaltzingo #1059,

entre Colón y Nicolás Regules
(33) 3614.2636


Made by
Ad
view