Siguenos:

Templos
Volver

Santa Mónica


Santa Mónica #423,

entre San Felipe y Reforma
(33) 3614.6620

Iniciada su construcción hacia julio de 1719 y terminada hacia 1733 bajo la gestión del jesuita Feliciano Pimentel y gracias a los donativos del obispo Manuel de Mimbela, esta iglesia representa uno de los símbolos coloniales más importantes de la ciudad, específicamente por la arquitectura conventual femenil que se caracteriza por tener el ingreso sobre el costado, así como el coro y sotocoro que aun conserva.


Desafortunadamente, los retablos dorados y las pinturas que en su momento donó el obispo Nicolás Gómez de Cervantes, fueron sustituidos por altares neoclásicos, o en su defecto, destruidos por las reformas políticas del siglo XIX. No obstante, en este convento del cual queda sólo una cuarta parte, podemos apreciar una fachada completamente colonial con enredaderas de vid, querubines, leones y águilas enmarcados en columnas salomónicas; en lo alto los escudos de la Iglesia y los Habsburgo, y en la esquina el gigante San Cristóbal de piedra.

El claustro contaba con una gran huerta, llamada ‘Patio de los ángeles’, ya que los jóvenes canteros que lo construyeron, desaparecieron sin pedir nada a cambio.

 

Santa Mónica #423,

entre San Felipe y Reforma
(33) 3614.6620


Made by
Ad
view