Siguenos:

 

Café Madrid

Publicado en Come Centro

 Cuenta una leyenda sobre el origen del café, que un pastor de origen etíope al observar el efecto que el fruto rojo tenía sobre sus animales, decidió probarlo él mismo, comprobando así sus propiedades vigorizantes. Más tarde, lo mostró a monjes en un monasterio quieres lo prepararon en un brebaje y lo bebieron para permanecer despiertos en los oficios nocturnos. Ésta es la primera anécdota que nos habla de uno de los tantos beneficios del café, bebida que se encuentra entre las más populares del mundo. 

 

 

Guadalajara cuenta con uno de los lugares con más tradición cuando se trata de beber café; Café Madrid fue fundado hace 56 años por el español Miguel Tadeo Sanchís. Situado en una de las principales calles de ésta ciudad, nos ofrece un contraste entre el ruido característico de la Avenida Juárez y la tranquilidad que se percibe apenas estar dentro de éste. Más que un café en ocasiones es un refugio que nos permite disfrutar de diferentes actividades, desde leer en solitario o disfrutar una conversación con los amigos o la familia.

Este lugar nos ofrece interiores eclécticos, en los que podemos observar un mural denominado “Ciudad de mujeres” obra del pintor Alfredo Santos, encomendado por el fundador del café en el año 1960. En Café Madrid podemos observar una mezcla entre la decoración de antaño y un estilo moderno que se ha intentado implementar. La mayoría de su inmobiliario fue cambiado pero aún podemos apreciar elementos de una época anterior. Esto nos sitúa en dos espacios a la vez, uno, que permanece en el tiempo en donde los clientes de antaño se saludan, pues se conocen desde siempre y el otro; en el que se instalan los clientes más recientes o los turistas que llegan curiosos a conocer el lugar. 

 

 

 

Sea cual sea el motivo que te lleve al Café Madrid, serás bienvenido por sus amables meseros, -algunos de ellos con casi 20 años de experiencia-, quienes te harán sentir como parte de la familia que ellos han llegado a conformar.

 

 

Texto por: Nancy Cedillo

Fotos por: Juan Pablo Ramírez - VisionArt 

Made by
Ad
view